Participe

Reciba ayuda de la PEI ANC con ésto

Erin Mahar Erin Mahar
Coordinadora de Programas de Asentamiento

Andrée Wilson Andrée Wilson
Trabajadora de Asentamiento

Stephen Li Stephen Li
Trabajador de Asentamiento

Alex Yin Alex Yin
Trabajador de Asentamiento

Rosalie Blanchard Rosalie Blanchard
Trabajador de Asentamiento

Hemos hecho todo el esfuerzo para asegurar que la información en esta Guía sea correcta y actualizada. Si usted encuentra algún error u omisión, por favor contáctenos.

Guía para Recién Llegados a la Isla del Príncipe Eduardo, Canadá

Inmunización

Correo Electrónico Facebook Twitter StumbleUpon Página imprimible
 
Did you know?

La inmunización es un proceso que ayuda a su cuerpo a combatir las enfermedades causadas por ciertos virus y bacterias. Una forma de estar inmunizado contra una enfermedad es recibiendo la vacuna contra esa enfermedad.

Las vacunas se administran generalmente con agujas y contienen una cantidad inocua de gérmenes que causan la enfermedad contra la que está siendo protegido. Su cuerpo reacciona produciendo anticuerpos y "aprende" a protegerse a sí mismo si se expone a los mismos gérmenes nuevamente.

El Programa de Inmunización se ofrece sin costo alguno para todos los residentes de la Isla menores de 18 años de edad o hasta que terminen la escuela. Los niños no están obligados por la ley a recibir las vacunas, pero es altamente recomendable que lo hagan.

En PEI, antes de que su niño comience la escuela, se recomienda que se inmunice contra:

  • el sarampión
  • las paperas
  • la rubéola
  • la polio
  • el tétano
  • la difteria

Si una enfermedad para la cual existe una vacuna se diagnostica en una escuela, a los niños que no han sido inmunizados contra esa enfermedad no se les permitirá asistir a la escuela hasta que se considere que estén fuera de peligro.

Reacciones Adversas a las Vacunas

Note

A los niños pequeños no se les debe dar ASA (tales como Aspirina™), a menos que su médico le diga que sí puede.

Es necesario llevar a su hijo a que lo vea un médico si la fiebre no baja, no desaparece en dos días, o si la temperatura del niño es:

  • 38°C o más, para bebés de hasta 3 meses de edad
  • 38.3°C o más, para bebés de 3 a 6 meses de edad
  • 39.4°C o más, para niños mayores de 6 meses

Después de ponerse una vacuna, su niño puede tener:

  • fiebre
  • disminución de actividad
  • disminución del apetito
  • irritabilidad
  • dolor, enrojecimiento, hinchazón en el lugar donde se le aplicó la inyección y, si la vacuna se administró en una pierna, cojera durante un par de días
  • un pequeño bulto en el lugar donde se le aplicó la inyección (puede durar hasta dos meses).

Recuerde, estas reacciones son normales y sólo deben durar un par de días.

Estas son algunas cosas que usted puede hacer para ayudar a su niño a sentirse mejor después de recibir una vacuna:

  • Abrace y acaricie a su niño.
  • Déle a su niño medicamentos contra el dolor y la fiebre (acetominofén) inmediatamente después de administrada la vacuna. Si fuera necesario, una segunda dosis puede administrarse cuatro horas después, y una tercera dosis cuatro horas después de ésta.
  • Si su niño tiene fiebre: desvista al niño, dele mucho líquido a beber y acetominofén cada cuatro horas - sin darle más de cinco dosis por día (24 horas).
  • Póngale un paño frío sobre el lugar donde se le aplicó la inyección.

Las reacciones graves a una vacuna son poco frecuente. Si su niño tiene una reacción grave, usted debe inmediatamente llamar a su médico de familia, ir a la sala de emergencia del hospital o ir a una clínica sin cita previa. Después que haya atendido las necesidades inmediatas de su niño, llame más tarde a su Oficina de Enfermería de Salud Pública y cuéntele a una enfermera lo que sucedió.

Si necesita más información acerca de los beneficios de la vacunación, o de las reacciones adversas, hable (con alguien) en la Oficina de Enfermería de Salud Pública o en la Oficina del Jefe de de Salud. [Ver Temas Relacionados]